En este Mes de la Mujer nos acercamos a conversar con destacadas colaboradoras de Tiaxa, quienes nos compartieron sus inicios, historias, experiencias y reflexiones de su trayectoria profesional y personal.

Día de la Mujer Tiaxa

Fiorella es ingeniera en telecomunicaciones, ingresó a Tiaxa en el 2012 y actualmente se desempeña como Program Manager en nuestro equipo de Perú

¿Cómo ha sido tu experiencia al trabajar en entornos masculinos?

«En la universidad fui la única mujer de mi promoción. Era un establecimiento privado y con profesores de la vieja escuela, que generalmente no les cuadraba que una mujer estudiara ingeniería.

 

Mi carrera tenía la mitad de electrónica y la mitad de sistemas y cuando me tocaba armar circuitos mis profesores me decían: “Señorita pero no se desgaste, vaya hacerse la manicure, no se vaya a malograr las uñas” y yo les decía: “Profesor, por favor, yo puedo armar mucho mejor que ustedes un circuito.”

¿Cómo ha sido tu experiencia como mujer en Tiaxa?

«Antes de llegar a esta empresa, trabajaba en otra compañía y mis jefes de ese momento me recomendaron porque había un cupo para desempeñarse en los data center y Tiaxa en ningún momento condicionó que buscaban solamente hombres, dijeron que no importaba el género y me entrevistaron, luego, cuando llego a Tiaxa, efectivamente no encontré ningún matiz en el que no me incluyeran, al contrario, me sentí parte en todo momento, inclusive en proponer, generar y compartir todo lo que puedo entregar en materia profesional y como persona».

¿Algún mensaje para tus compañeras en Tiaxa y para otras mujeres que quisieran entrar en este mundo de la tecnología?

«Con las chicas tenemos una relación bien interesante, les diría que es una alegría compartir con ellas, es una felicidad que podamos aportar lo que nosotras somos dentro de Tiaxa y que las oportunidades que tuve yo sigan y que siempre tratemos de dejar huella en todo lo que hagamos.

 

Respecto al mundo de la tecnología, es un gran desafío, pero más grande es el que vivimos siendo mujeres en esta área, y es tan bonito dejar nuestra huella dentro de este mundo con nuestras ideas, innovaciones y aportes, que vale la pena porque es una marca que queda y persevera. El aporte que puede dejar cada mujer en este mundo tecnológico es súper importante y sobretodo innovador, le damos un aire distinto que es necesario».